preloader

Consejos de como vestir a un bebe

Consejos sobre cómo vestir a un bebé

Los más pequeños poseen una capacidad comunicativa limitada. Al no haber adquirido del todo aún el lenguaje, tienen pocas señales y recursos para hacer entender qué les está sucediendo. Por eso es especialmente importante aprender cómo vestir a un bebé según el clima.

Ellos no pueden decir si sienten calor o frío en alguna parte de su cuerpo. Por ello será fundamental aprender cómo vestir a un bebé durante las diferentes estaciones del año. Cubrir todas sus extremidades adecuadamente y elegir prendas del grosor necesario son algunas de las variables a considerar dependiendo de la temperatura.

La ropa de bebé a usar debe ser cómoda tanto para él como para la madre. Es decir, debe ser holgada y suave para darle libertad de movimientos al bebé y no dañar su piel. A su vez, debe tener aberturas entre las piernitas del pequeño para cambiar los pañales fácilmente y no debe ser difícil de colocar.

 

Las telas deben ser naturales, preferentemente algodón. Se deben evitar las telas sintéticas, los jabones fuertes y los suavizantes porque pueden provocar alergias. A su vez, los broches deben ser fáciles de usar, evitando cadenas y cremalleras que puedan lastimar o marcar al pequeño.

 

Cuando el sol es más intenso y va llegando el calor, no hay problema en que el bebé utilice shorts o manguita corta, eso sí, siempre protegido por un sombrero y crema solar para bebés.
Evita las viseras que sólo protegen la cara. Es mejor que cubra lo más posible. La chaqueta, ‘por si refresca’, puedes guardarla en la bolsa del coche. No te molestará y así tu bebé siempre estará protegido.
En invierno, calor pero sin agobios

Se dice que el mejor material para vestir a los bebés en esta época es el algodón frisado, y después la lana y el terciopelo, aunque éste último no es tan cómodo ni cariñoso como el resto.

Los bodys que cubren y recogen bien todo el cuerpo del bebé, son ideales para estos meses de frio. Suponen una barrera entre la temperatura ambiente y la sensible piel del bebé, una coraza de la que no debes prescindir, si quieres que tu bebé esté totalmente abrigado.

Si vais a salir a la calle y el frio es intenso, es recomendable que vistas a tu bebé con varias capas finas, en lugar de una muy gruesa. Aunque no lo parezca, la sensación térmica es más agradable así. Además, tu bebé se agobiará menos, al sentirse más ligero.
Las medias y leotardos, las botas y zapatos de piel, o sencillamente de invierno, son otros accesorios que necesitarás tener a mano.
Un abrigo gordito, unos guantes y bufanda y, en el coche, una buena capota que le cubra del viento y la lluvia y estará listo para salir de paseo en los fríos días de invierno.